Grave Upheaval – “Untitled II” (2018)

Grave Upheaval - Untitled II - (2018) - Reigns The Chaos

Valoración

8 Oscuridad
8 Terror
8 Misterio
8

Música lúgubre. Música de ultratumba.

Desde las lejanas tierras australianas nos llega el Untitled II, de Grave Upheaval. Sonido cargado de oscuridad, ritmos black metaleros y toques reconocibles de doom de ultratumba. Los blast beats funcionan como un reloj suizo, la omnipresente profundidad estruendosa, es patente, asustadiza y está empapada de insalubridad gracias a una voz y unas cuerdas, que engrandecen cualquier atisbo de siniestralidad. Música que nace, crece y se reproduce en un ámbito lúgubre, malsano y abarrotado de criaturas sin luz. Un álbum con un ambiente propicio para la noche, la noche negra, la noche negra que cae sobre uno mismo cuando se escucha por primera vez. Y es ahí entonces, cuando uno se percata de que este trabajo está construido desde la más sombría escala musical existente.

Proyecto centrado principalmente en el ocultismo y la oscuridad, en sacar de sus tumbas a todos aquellos que en su momento maldijeron vivir. El dúo australiano formado por el batería de Portal e Impetuous Ritual, y por el vocalista, guitarrista y bajista, de Temple Nightside, es, cuanto más, un ejercicio bajo tierra, donde se es comido por las raíces del mal, del death y del doom. Se es rasgado por rifss cortantes y enfermizos. Se es aplastado por la densa y fría marea de voces de ultratumba. Y se es vaciado por una batería, que, simplemente, tritura sin ningún remordimiento.

Temas como I, encargado de abrir el álbum, donde sus ocho minutos son pura antología del mal más tenebroso, terrorífico y áspero, son un claro ejemplo de lo que depara este segundo trabajo de Grave Upheaval. Ambiente funesto, mezclado con una explosión de sonoridades que van del doom más denso, pesado y oscuro, hasta la visceralidad de un ritmo infernal, mortal y esquizofrénico. A esto, hay que sumarle una voz venida mucho más allá de lo que ahora se conoce como infierno. Es la maldad enfurecida. Es una apertura impetuosamente proclive a hacer desaparecer todo. Luego, por si no se ha comenzado asimilando bien el disco, viene II, donde la gravedad de bajo y guitarra, una batería que apisona con su ritmo, para luego sumirse en un endiablado circulo de velocidad frenética, y así alternarse en estos dos movimientos rítmicos de casi cuatro minutos de duración -más el inestimable amigo que nos canta para entrar en pánico-, hacen que esta pieza, sea otro pilar fundamental de la opresión sonora.

Tema tras tema, no solamente los dos primeros, pues el álbum contiene hasta ocho temas en los que se encuentra lo comentado y mucho más, y de forma sucesiva, sin bajar el ritmo del miedo y la necrológica del sonido, estos australianos construyen un auténtico muro de crujidos sombríos, rancios, pesados, veloces, catatónicos, y espectrales. Tanto uno como otro, sus dos miembros, aportan a este misterioso (por la música más que nada) proyecto una increíble y majestuosa clase de cómo hacer música que nace del miedo, sirve para atemorizar, y, por supuesto, para engrandecer un metal extremo en estado de gracia [aquí una banda que engrandece el extremismo de estos días]. Un disco que reclama su sitio a finales de año. Un Untitled II, que quiere su lápida lo más macabra posible. Unos Grave Upheaval dispuestos a convertir su aventura en todo un purgatorio de aullidos que retumbarán y fulminarán cualquier atisbo de vida lúcida y sana. Esta es la música que rasca tu trasero una vez enterrado. Estas notas musicales son las que te agarran por ambos lados de tu cuerpo, una vez que cierras los ojos para siempre, para llevarte uno cuantos metros más abajo y apalearte muerto. Es la música que suena en el óbito.


Links

Facebook   Bandcamp

Label

Nuclear War Now! Productions

Escrito por
Más sobre David López

Heinali and Matt Finney – “How We Lived” (2017)

Uno de los viajes de tu vida De los discos más sorprendentes...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.