Eyes – “S/T” (2018)

Eyes - S/T (2018) - Reigns The Chaos

Valoración

9 Salvajismo
9 Calidad
9 Caos
9

Uno de los trabajos más brutales del año

Llegar y besar el santo es lo que entiendo yo por cosas como el debut de Eyes. Bueno, tampoco es que sus componentes sean nuevos en esto, ya que son todos los ex-HEXIS (Kenn Bendtsen, bajo; Victor Kaas, voz, y Simon Djurhuus, batería) y LLNN (Rasnus Furbo), que para suavizar, esperad, suavizar exactamente no es la palabra, la etapa anterior con sus respectivas bandas -los tres primeros-, se juntaron el pasado año, se supone, y ¡zas! Una criatura de catorce minutos, sí, catorce minutos repartidos en siete temas donde la rabia, ferocidad, potencia y salvajismo, desembocan en un hardcore metálico caótico con bonitas notas de blackened, punk y metal apisonador, que desde ya, para este servidor, se ha convertido en toda una absoluta referencia del extremismo musical. Acojonante la hostia que te sacude este [EP] homónimo. Porrazo sin testimonios y listo para sentencia.

No es una banda más de hardcore ni un disco cualquiera de hardcore punk. ¡No! Con solo escuchar el primer tema, “Constant”, basta para darse cuenta de que algo existe en esta nueva formación, que en otras, supuestamente del mismo estilo, no lo hay. Posiblemente su ferocidad, seguramente su oscuro y caótico mundo que les rodea a la hora de componer este pequeño pero maravilloso trabajo. Han roto el techo construyendo nuevos escalones que suben a otro reino, y que de momento, solo ellos han sabido y podido subir.

Decía cuando reseñaba el [EP] de Chrome Ghost, Shallows (reseña aquí), que dieciséis minutos no habían conseguido ser tan gloriosos nunca. Vale, no tienen nadan que ver una banda y la otra, pero aquí, dos minutos menos, catorce (lo repito), vuelven a otorgar gloria, sadismo musical y visceralidad sin miedo a morir escuchándolos. La soledad y la impotencia del cantante a la hora de componer algunos de los temas, queda marcado con un contraste totalmente opuesto al sonido finalmente obtenido. Porque aquí solo existe agresividad, pesadez y anarquía sonora.

Además del tema inicial, por remarcar alguno por encima del resto, cosa difícil, está la corta pero asesina “Float”. Tema que no tiene piedad de nada ni de nadie, una magnánima y esquizofrénica partitura rítmica para babear durante su poco más de un minuto. O la que le prosigue, “Husk”, dos minutitos de nervios y tensión con batería, guitarras y voz, al máximo volumen y la mayor potencia que estos han podido. Contundencia sin paliativos. Abrumadora y sonrojarte. Un espectáculo sonoro único.

El disco homónimo de estos daneses es, y perdonad el vocabulario, si no, tampoco pasa nada, una puta y jodida obra maestra de la música extrema. Sí, una jodida obra maestra de la música extrema, que de momento, no tiene edición física, solamente digital (el 4 de mayo se puso a disposición de todos), pero que pronto será editada en vinilo de doce pulgadas. El sello propio de Kaas, editará un casete de forma limitada. El artwork, el molón trabajo gráfico de la portada, ha corrido a cargo de J. A. Holmberg, cantante de This Gift Is A Cvrse.

Llegar y besar el santo, tomar la hostia, comulgarse y salir bendecidos por el todopoderoso padre del caos.


Links

Facebook   Bandcamp

Escrito por
Más sobre David López

Gravetemple – Le vampire de París – (2009)

Esta peculiar y siniestra banda está formada por Csihar (voz), Sanders (batería),...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.