Crónica Elder – Auditorio Reina Sofía, Callosa de Segura (Alicante) (08/11/2018)

Crónica Elder – Auditorio Reina Sofía, Callosa de Segura (Alicante) (08/11/2018)

Stoner, doom y melodías de altos vuelos.

 

La sorpresa de que Elder fuera a tocar en Callosa de Segura se mantuvo hasta que vimos, el mismo día del concierto, en la sala y escenario sobre el que descargarían su increíble y eléctrico material. Entonces, atónitos por tener a esta pedazo de banda tan cerca de casa, en el levante, se hizo de tripas corazón para poder asimilar el ver a una banda en un bonito auditorio, pero eso, en un auditorio con asientos, que, evidentemente, no se usaron para cuando saltaron a las tablas el cuarteto americano, actualmente, residentes en Providence. Su show, bien alumbrado, otro punto para nada positivo, ya que las luces no acompañaron a dicha actuación, duró hora y veinte minutos. Tiempo en el que tocaron siete temazos uno detrás de otro, no dejando un riff por tocar, no dejando bocas cerradas entre el público, no dejando cervicales inmóviles y no dejando a nadie indiferente de lo sobrados e increíblemente buenos que son. Sobre la banda que les abrió la velada, Noah Histeria, poco puedo decir, pues solo presencié sus últimos minutos de actuación.

Crónica Elder – Auditorio Reina Sofía, Callosa de Segura (Alicante) (08/11/2018)

Elder abrió el espectáculo con “Dead Roots Stirring”, segundo corte de su segundo largo llamado de igual forma. Doce minutacos para dejar patente por dónde irían los tiros. Y sí, bien claro quedó, pues, para un servidor, este es su mejor álbum, y no había forma de empezar mejor. Cuatro tipos jodidamente compenetrados. Cuatro musicazos haciendo que cada uno de sus instrumentos se revalorizara por segundos. Cuatro jovencetes, a cual mejor, soltando nota tras nota de manera magnánima, limpiando rostro y oídos de los allí presentes, y haciendo que muchos babearan, y a otros, que los pelos del cuerpo se les levantaran. Continuaron con “Sanctuary”, primer tema del hasta hora su último trabajo, Reflections of a floating world. Otro montón de riffs en más de once minutos gloriosos, donde su ya muy conocido stoner/doom, no dejaba de proporcionar ritmos con los que bailar y flotar en un ambiente cálido y entregado para la ocasión. Alucinantes sus partes más eléctricas, como fantásticos sus momentos más tranquilos y oníricos. Lo de Nick, guitarra y voz, y lo de Donovan, bajo, es algo difícil de explicar. Mira que Couto, el batería, a la espalda de estos, hace un trabajo abismal, pero lo de estos dos, es antológico. No hay que olvidar la incorporación de Mike Risberg a la guitarra y teclado, estando a la altura del cotarro.

La noche parecía que cesaba un poco en cuanto a vibraciones, porque llegó “Staving off truth“, tercer corte de su último trabajo, ya que su primer minuto y veinte segundos de duración lo permite, pero… Volvemos al amasijo de sensaciones cargadas de riffs que nos permitían seguir emocionados. La música de estos es bella y tierna por momentos, como eléctrica y revitalizadora en otros. Y este corte, te plasma todo esto de forma tajante en su más de diez minutos. Y con más de media hora ya de actuación, le llegó la hora a “Compendium”, primer tema perteneciente a Lore, su penúltimo álbum. Corte que utilizaron para seguir peinando a los asistentes de forma brutal, como brutal y magnífico es dicha pieza. Canción que, personalmente, me hizo enloquecer, porque de lo contrario, el cementerio hubiese sido mi sitio. Electricidad, veneno, stoner y doom de altos vuelos lo que allí se descargó con esta joya. Sus minutos de progresión sonora son simplemente deliciosos.

Si hubiese que hablar de belleza compositiva, se debería de meter perfectamente “III”, tercer corte de su Dead Roots Stirring, y quinto de la noche. Más de ocho minutos de sinuosa calma, donde las cuerdas te ataban y la batería te azotaba. Notas sureñas volaban por el auditorio, la calma parecía asentarse, los ojos cerrados presenciaban dulces sueños, y, entonces, de golpe, las revoluciones irrumpieron el aire que allí se respiraba. La canción subía en fuerza y garra, nos encontrábamos con otros parámetros musicales, pero el goce era el mismo. Y así, se llegó a la parte final de su show en este pueblo alicantino. En él presenciaremos “Thousand hands” y “The Falling veil, este último como bis. Más de veinte minutos para cerrar una noche inolvidable, sinceramente, por el conciertazo de un grupazo, y por el lugar bastante atípico, y, que una semana después, todavía cuesta creer que allí tocasen. El cierre lo dejaron para dos cortes de su último álbum, dejando finalmente su primer LP, Elder, fuera de combate. Pero no hay peros algunos. Todo fue altamente positivo, enérgico, mágico y elderiano. “The falling veil” nos dio un trompazo de buen rollo increíble, como bien reflejan sus notas y la voz de Nick.


Elder links

Facebook   Bandcamp   Web

Escrito por
Más sobre David López

Switchblade – Switchblade (2009)

Descripción Y como lo prometido es deuda. Os presento el útlimo trabajo...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.