Abstracter – “Cinereous Incarnate” (2018)

Abstracter - Cinereous Incarnate (2018) - Reigns The Chaos

Valoración

8 Terror
8 Oscuridad
8 Densidad
8

Terror musical

Apocalipsis sonoro, opresión cruda y ruda de la ambientación, catarsis instrumental, portentoso y brutal clímax en cada nota, un descenso al infierno con su no retorno, la respiración entrecortada, aplastamiento neuronal y terror y más terror musical. Esta es una apreciación personal de sensaciones, y como definir, el tercer y último álbum, Cinereous Incarnate, que la banda de Oakland, Abstracter, ha editado hace un par de meses. Tras varias escuchas, donde, aparte de disfrutar, se estudia cada rincón del álbum, he de decir, que es un trabajo sobrecogedor, que en apenas cuarenta minutos, es capaz de colarse en tu mente, hacértela papilla y manipularte para quedar amparado solamente del miedo y la sumisión. Como digo, y me repito, un disco que podría calificarse de terrorífico por su concepción y ambientación de principio a fin.

Una serie de estilos pulverizados, literalmente, de forma contundente, con un asombroso dominio de los tiempos, para ofrecer en cada uno de estos, auténtico caos y pánico musical. Porque desde el comienzo con “Nether“, hasta “Devouring Night” (seis temas en total), la masa de minutos, la mezcla de géneros -y estados- dentro de una misma canción, o la capacidad de hacernos entrar en una nube de miedo y confusión, es desconcertante, gratificante y visceral. No existe un solo segundo de descanso emocional. No hay momento para el sosiego. No cabe la posibilidad de salirse una vez dentro. Y el ejemplo es claro con sus tres primeros cortes: los diez minutos de “Nether”, el no minuto de “Cinereous” y los casi once de la acojonante “Ashen Reing“, son de demoledores hacia arriba. Una primera mitad de altísima dosis de metal áspero que va directo al cerebro, a instalarse en el lugar que tus neuronas marchitas acaban de dejar libres ante este emocionante y turbador sonido.

La otra mitad del disco comienza con “Wings of Annihilation“, otros casi once minutos de sonido sombrío, agrio, veloz, también denso, cortante y muy profundo. Corte que muestra la habilidad de sus cuatro músicos:  Robin Kahn (guitarra), Mattia Alagna (voz), James Meyer, (bajo) y Adam Gambel (batería), de manera formidable, sabiendo en todo momento, cómo manipular mentalmente al oyente. Tanto ésta, como su predecesora, justo en el bloque central del disco, forman un auténtico amalgama sonoro de declive y oscuridad, acojonante. “Incarnate“, penúltimo tema de minuto y medio, es un paso más, de miedo, nuevamente, hasta el juicio final que espera cuando llega “Devouring Night”. Y con el final del álbum, con este sexto corte, reafirmo que este cuarteto de Oakland, se ha marcado un trabajo descomunal en cuanto a fuerza, angustia, pavor y agonía. “Devouring Night” ayuda a bajar hasta el infierno más profundo pasando por el lugar más lúgubre jamás conocido. Siendo este tema capaz de triturarte y aniquilarte, de joderte el corazón y pudrirte entero en cuestión de segundos. Tiene una fuerza negativa asombrosa, sus ritmos harán que te arranques la piel, la voz de Alagna te producirá aprensión, y sus bajadas y subidas de velocidad, conseguirán que se te descoloque cuerpo, mente y alma.

Un brutal y atemorizante álbum digno de llamarlo terror musical. Pieza indiscutible que puede convertirse en culto en un chasquido de dedos, y si no, tiempo al miedo.


Links

Web   Facebook   Bandcamp

Labels

Sentient Ruin (LP/tape/digital – US) 
Vendetta Records (LP – EU) 
I, Voidhanger Records (CD) 
Tartarus Records (tape – EU) 
Daymare Recordings (CD – Japan) 

Escrito por
Más sobre David López

Pylar – “A Ella Te Conduce La Sagrada Espyral” (2017)

Experimentación y fascinación. PYLAR y su vegetación sonora inacabable. El colectivo PYLAR,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.