Toundra – “IV” (2015)

Toundra IV portada[Post-Rock/Instrumental]

En constante crecimiento y evolución desde que arrancaran en 2008. Una carrera alucinante, asombrosa y gratificante la de estos madrileños llamados Toundra. Su manera de entender el rock instrumental y experimental. Su forma de llevarlo a extremos de excelsa y magnánima calidad en cada una de las canciones que crean. Su visión para no dejar nada atrás, para explorarlo todo, incorporarlo todo y llegar hasta la máxima expresión de la música que ellos buscan. La música de Toundra es mágica, revitalizante, hermosa, bella, de alto voltaje y de instrumentos que entran y salen con tal maestría que nos transportan donde no hubiéramos imaginado jamás. Una formación compenetrándose escandalosamente bien, haciéndonos ser jurado y testigos de muchas emociones. Este nuevo álbum, IV, es otro ejemplo de lo que vienen haciendo, pero esta vez, subiendo tres peldaños de golpe y llegando a terrenos de máxima supremacía musical. Una capacidad y manejo absoluto de los tiempos. Una envidiable coordinación y gusto dejándose la piel y la sesera para regalarnos el que probablemente sea uno de los mejores discos nacionales del año.

Hace tres años se marcaron un discazo, III, viéndose las muchas nuevas trazas y caminos que iban cogiendo y poniendo a prueba. Temas como “Ara Caeli”, “Cielo negro (Black Sky)”, “Lilim” o “Espírita”, nos enseñaban esas nuevas metas con los instrumentos y la búsqueda de horizontes y paisajes sonoros más envolventes de los que difícilmente puede uno escapar. Intensidad, melodías, feeling, experimentación… Con este recién estrenado nuevo álbum, llevan todos esos parámetros más lejos, encontrándose con nuevas puertas a las que llamar y fases musicales por descubrir. Los Kitsunes –zorros- de la portada, huyendo en busca de la salvación, aprovechan para que en su nuevo camino todo sea de provecho. Toundra, haciéndose eco de la metáfora de la historia que guarda la portada, corren con ellos y nos dejan asombrosos temas como: “Qarqom” –una obra maestra–, la atmosférica y absorbente, “Lluvia”, la posterior “Belenos”, o la maravillosa “Kitsune”, encargada de darle sentido a todo este trabajo. Canciones que emocionan y hacen despertar todos tus sentidos. Canciones con las que disfrutar y saltar.

toundra banda

Todo en IV está superado en cuanto a concepción musical. Sus componentes llevan cada uno de sus cometidos a cotas muy elevadas, otorgándonos el placer de disfrutar de su viaje con persistentes cambios de ritmos y con verdaderas piezas musicales convertidas en puro arte. La mencionada “Kitsune”, tiene como compañera de viaje a “MRWING”, haciendo ésta ser más grande aún a su predecesora y a ella misma con su contundencia de guitarras, bajo y batería. Un tema que sirve de puente para acabar en ”Oro Rojo” y ponerle un sobresaliente al tramo final del disco. Un desenlace en el que los zorros de Toundra llegan con más energías que cuando comenzaron. Un colofón de alegoría victorioso y mágico. Cuatro músicos exponiendo sus mejores virtudes y consiguiendo algo realmente grandioso. ¡Un disco jodidamente bueno y espectacular!

Facebook

Bandcamp

Bigcartel

Superballmusic (Sello)

Escrito por
Más sobre David López

Carnifex – Dead in my arms (2007)

Banda procedente de California. Mezclan el metal, hardcore y death de la...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.