Secret Cutter – “Quantum Eraser” (2018)

Secret Cutter - Quantum Eraser (2018) - Reigns The Chaos

Valoración

8.5 Contundencia
8 Brutalidad
8 Calidad
8.2

Aplasta cráneos. Opresión sonora. Caos auditivo

Secret Cutter editaron en pleno verano el que es hasta ahora su segundo largo, Quantum Eraser, a través de Holy Roar Records, y habiendo editado anteriormente el EP, If You Don’t Hate Yourself You Aren’t Paying Attention (2009), como primer trabajo, y en 2014, su primer largo llamado como ellos. Tres chicos de Bethlehem, Pennsylvania, que practican una mezcla de doom, sludge y grind, otorgándole a cada uno de sus temas, una contundencia y fiereza, abismal. Quantum Eraser, disco que ocupará este espacio, está compuesto por once temas y media hora solamente de duración. Ya pueden hacerse una idea de por dónde van los tiros de cómo han organizado, elaborado y conceptualizado su último disco. Rabia y muchísima garra en un trabajo altamente recomendable para todo aquel o aquella que ame el metal duro, sucio y pegadizo -el que se te agarra al cráneo-.

El disco se abre de forma inmejorable, “Introduction” es la encargada de ello, con más de dos minutos donde las guitarras, bajo, batería y voz, van todo a una, pegando un bofetón brutal a cualquiera que no se esperase algo así. Sludge llevado al límite de las posibilidades factibles y un estruendoso resultado más que maravilloso. Tras esta apertura tan esperanzadora para lo que es un gran álbum, vienen, por ejemplo, “Trampled by light“, “Bended Knee“, o “4 1/2“, canciones hechas para perturbar mentes y corazones. No existe bajón en cuanto a potencia, suciedad o persuasión sonora. Es un rompecuellos en toda regla, pero no para hacer un headbanging con música repetitiva, no, es para hacer vaivenes con música alterada, alejada de comercialidad o mainstream metálico.

En sus treinta minutos que dura, tenemos, aparte de la corrosiva propuesta que nos regalan con un metal subido de revoluciones en cuanto a agresividad, canciones como “Mantis“, “Doormat” o “Avalanche“, que ofrecen lo mismo, pero se dejan ver muchos más aspectos musicales de estos tres tipos poseídos por algún ser maligno. Ritmos algo más contenidos, ‘lentos’, y haciéndonos recordar a algunas bandas de post-metal ya desaparecidas. Pero como he dicho, también hay grind, hay velocidad supersónica inyectada por veneno puro, no dejando un puto segundo de sosiego. Brutalidad, opresión sonora y caos auditivo serían y valdrían para definir a estos chicos de la costa este americana. Una sorpresa total y un reconocimiento que deben de tener más pronto que tarde. Por cierto, actuarán en el Roadburn 2019 y es el momento justo de corroborar mis líneas escritas.


Secret Cutter links

Facebook   Bandcamp   Label

Escrito por
Más sobre David López

Panopticon – Collapse – (2009)

No me voy a contradecir con las siguientes palabras que voy a...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.