Tort – “II” (2015)

portada tortii

Con solamente dos discos a sus espaldas, Tort, la banda barcelonesa de Doom, Thrash y Sludge, se crean su propio hormigón armado, para demostrar, que, tanto en gustos, como músicos, son para fiarse y disfrutar de ellos. Más aun, cuando estos dos álbumes: Tort, (2012) y II, (2015) sólo hay que escucharlos dos veces para comprobar que no es una mera masa sin apenas aditivos. Crudos, ásperos, bestias, invocadores del único Dios: Satanás. Tort, repito, con dos discos, son una referencia importante en la escena española dentro del metal extremo. Su segundo trabajo, II, el que nos va a ocupar unas líneas, es el claro ejemplo de una progresión hacia lo excelente, saturando los sonidos, machando las vidas, jodiendo huesos, músculos y cabezas. Se respira agresividad y se escupe maldad con él. Se contonean (ellos con su música) diabólicamente para dejar reducido a cero tu ser.

Tort está formado por: Xavier (voz), Laurent (bajo), Jordi (guitarra), Sergio (guitarra) y Michel (batería), ex componentes a su vez, de bandas como Warchetype, Cuzo, Cuerno, Lords of Bukkake, Taunus, Camposanto, etc… Por si había dudas de su formación como músicos…

tort formación

Este segundo trabajo, empaquetado en seis poderosísimos temas –el segundo corte lo resume todo– de cincuenta minutos, son una magnífica forma de despojarse de ataduras y problemas varios, para centrarse en asimilar una descarga de metal de proporciones, podría decirse, notables y eléctricas. Desde el comienzo con “Scratching The Coffin Lid”, donde ya rezuma el salvajismo seco y contundente de cuerdas, percusión, voz y ambiente, quedará latente que estos chicos saben como cortar le bacalao y dejar atónito al que se atreva con ellos. El segundo corte, “When The Raven is Ravenous”, el segundo más largo del disco, es toda una propuesta de intenciones maléficas, satánicas y en la que el degustador del metal llevado al límite, debe rendirse o morir. Es el odio hecho música. La música indomable de cinco tipos cargados de energía, mala baba y mucho odio. Es el rompecorazones de lo bestia hecho emotividad. Velocidad entremezclada con poderosos riffs, una batería partiendo cuellos y un vocalista desgranando poro a poro la dichosa vida de cualquier superviviente a este amasijo de tonos monstruosos. “Horrible Procession”, tercer corte, y manteniendo la misma línea de agresividad instrumental y vocal, es la continuación a lo que se puede convertir sin problemas, en uno de los discos del año. Nuevamente, alternando tiempos densos y oscuros, donde el clímax que consiguen, es tan sucio, que puede uno, incluso, llegar a sentirse a disgusto, con otros más rápidos y martilleantes, convierten a “Horrible Procession” en una bonita estampa musical para Navidad. Llegados al cuarto tema, “Desecreated Grave”, las fuerzas pueden flaquear ya, pero Tort da un leve respiro para seguir haciéndose a ellos, para que el amor siga creciendo gracias a su exquisita tortura musical. Con una clara mención a Lucifer y unas guitarras sacadas del mismísimo infierno, nos empujan a un precioso tema, donde sus melodías inundarán de lágrimas los vasos oculares, para de paso hacer “descansar” un poco el cerebro. Xavier, y su increíble rabia para vociferar, son la compañía perfecta para acompañar hacia el ocaso, a unos seres vertebrados en fase de desintegración. Los dos últimos temas, “Cry of the Damned” y “Dead”, son la culminación a un álbum de órdago. Sí, un excelente y majestuoso trabajo que ni en las mejores jugadas de cartas, podría aplicarse. Otra vez, dos extenuantes piezas de metal abrasivo, sucio y sin contemplaciones. Bestias de principio a fin que todo amante al metal duro sin parangón con otras bandas, porque no hace falta, agradecerá mucho. Más, porque II, no debe compararse, sino gozarlo.

Escuchando ambos discos, es clara la progresión de la banda hacia el punto que todo músico y oyente busca. Queda manifestado con este disco que, van caminando por la senda correcta y en busca de esos elementos que los harán crecer sin tiempo para pensar en parar o salirse del camino. Sin duda, un discazo repleto de momentazos y actitudes todas ellas positivas. Un amplio abanico sonoro con el que destrozarse el cráneo contra la pared.

Facebook

Bandcamp

Sello y compra

Escrito por
Más sobre David López

Mountains Became Machines – Paths – (2007)

Descripción Se podrían etiquetar perfectamente (malditas etiquetas. Música joder!!!) Entre la estupenda,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.