Crónica: Conan + Bast, Sala Gruta 77, Madrid (15/02/2019)

rónica: Conan + Bast, Sala Gruta 77, Madrid (15/02/2019)

Nos enteramos la misma semana del concierto, que los ingleses Bast y Conan, estarían en el Gruta 77 de Madrid. Y así, con las mismas, este medio del Sur del país, arregló los papeles para poder asistir a tal evento y ver por primera vez a ambas bandas. Gustan Conan, pero gustan mucho más los teloneros que abrieron para la ocasión la noche del viernes 15. Sí, los londinenses Bast y su black/death doom, calaron maravillosamente bien con su primer álbum, Spectres, y desde entonces, enamorado de ellos. Sobre Conan y sus riffs, partidores de cráneos, cervicales y torsos en dos, podría hablarse larga y tendidamente en sesiones matinales de rehabilitación muscular, pero de momento, lo dejaremos a lo acontecido en la pequeña, pero acogedora sala, que tan preocupados nos tenía. Se pensaba muy mucho que allí no cabrían todos los asistentes, que sería una olla a presión y que nos acordaríamos toda la vida de aquella noche, pero oye, resulta que la sala es acogedora, hubo buen sonido, y, se estuvo muy bien y sin agobio alguno (y la sala estaba llena). Se recordará aquella noche, pero por lo debidamente importante, la música en directo.

Crónica Conan + Bast, Sala Gruta 77, Madrid (15/02/2019)
Foto de Bast por David López

El comienzo se dio con total puntualidad, bueno, cinco minutos por encima de lo que marcaba la información. Eran las 22:35 horas y Bast comenzaron su espectacular setlist de cinco temas y unos cincuenta minutos más o menos de duración. Se dejaron caer casi en su totalidad los temas de su última obra, “Distant suns”, “Far Horizons”, “Nanoångström”, “A red line through black” y “The ghosts which haunt the space between the stars”, dejándose sin tocar nada más “The beckoming void”. Una pena no poder escuchar ninguna canción de su primera obra, una verdadera pena, porque el álbum es jodidamente bueno. Pero, aun así, los londinenses dieron una magistral y embelesadora clase de cómo ha de tocarse en directo. No sé hasta qué punto pudieron disfrutar aquellos/as que nos los conocían y no los habían escuchado nunca, pero no tengo ninguna duda, de que no quedaron indiferentes. Centrándose en su setlist y materializándolo en el orden del disco, la descarga fue tal, que la boca me llegaba al suelo del espasmo tan sorprendente que recorría mi cuerpo. Una sinergia entre los tres músicos, fantástica; unas voces, las del guitarrista Craig Bryan, y la del batería, Jon Lee, asombrosas (me quedo con la maravillosa guturalidad de Lee). Vaya arte tiene el chico para tocar cómo toca y cantar cómo lo hace. Concierto redondo en lo musical. Directo para grabarse a fuego en la mente y corazón. Sensaciones para no olvidar nunca. Una grandísima banda en estudio y sobre el escenario. Los momentos más calientes de su directo, fueron cuando deleitaron a los presentes con “Far Horizons”, “Nanoångström” y “The ghosts which haunt the space between the stars” ejecutadas de forma magistral (como todo).

Los de Liverpool (Conan) comenzarían a las 23:47 y su directo duraría algo más de una hora, con una buena cantidad de temas, y una importantísima descarga de riffs demoledores, sobre todo, y a gusto personal, en su tramo final del setlist. Concierto en el que se dejaron caer temas como “Vexxagon”, “Volt Thrower”, “Total Conquest”, “Hawk as Weapon”, “Prosper on the Path”, “Foehammer”, “Eye to Eye to Eye”… convirtiendo la Gruta 77 en un zafarrancho de ondas sonoras que martilleaban de forma incesante cabezas y tímpanos hasta conseguir hacerlos temblar -y puede que sangrar-. Ahora, escribiendo sobre lo vivido con el directo de Conan, entiendo más el porqué de que estos no me sedujeran lo esperado. Casi con total seguridad, es debido al no conocimiento exhaustivo de su obra, la cual, encima del escenario, y esto no es por conocer al dedillo su trabajo, sonó bastante monótona hasta llegados sus últimos veinte y cinco minutos finales. Esto lo aprecié así y así lo sentí. Bastante mejor su recta final donde se dejaron ver, igualmente, unos Conan destructores, pero con mucha más destreza y variedad sonora que en su comienzo.

Crónica Conan + Bast, Sala Gruta 77, Madrid (15/02/2019)
Foto de Conan por David López

Mientras tanto, mi fiel compañera, en uno de los baúles que se encontraban al fondo de la sala, pegado a la zona del dj, luchaba por mantener a salvo el merchandising adquirido e intentaba degustar y entender, qué hacía allí, una noche más, entre tantos locos por el admirable y necesario metal. Sorpresa la mía, cuando me resume brevemente, que Bast le gustaron, la voz de Jon Lee, sobre todo, y que Conan, le parecieron algo ruidosos…

Una noche oscura dentro de la sala, apenas había luz (así se pidió), de detonaciones musicales, de bailes donde no se dejaba de sujetar la cabeza, para que ésta, no saliese rodando por el suelo, de contornear cintura y músculos vitales y de disfrutar de una sacudida metálica formidable. Y por supuestísimo, de conocer a dos amigos de las redes en persona y poder charlar con ellos durante y después del evento.


Bast links: Facebook   Bandcamp   Web

Conan links: Facebook   Bandcamp   Web

Escrito por
Más sobre David López

Bell witch “Longing” (2012)

Mientras escribo la reseña de un disco suelo también estar escuchando el...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.