Domovoyd – “Domovoyd” (2015)

PORTADA DOMOVOYD

[Doom/Psychdelic]

Domovoyd son una banda finlandesa, de Seinäjoki, nacida en 2010, compuesta por Dmitry Melet (bajo), Axel Solimeis (batería), Niko Lehdontie (guitarra) y Oskar Tunderberg (guitarra y voz). Desde entonces y hasta la actualidad, han editado dos EPs, Mythonaut, (2011) y Mammoth, (2012) y, dos larga duración, Oh Sensibility, (2013) y Domovoyd, (2015). Su música se puede encajar fácil y perfectamente entre la psicodelia y el doom, pero como siempre, esto ya es cosa de que el oyente saque y juzgue a su antojo o conocimiento. Varias veces me he escuchado su segundo álbum (Domovoyd) y puedo decir, que machacan estos estilos de forma fascinante. Ocultismo, misticismo y mitología para una obra, o cuento musical, de cotas conceptuales inolvidables.

Domovoyd, está compuesto por seis piezas, alcanzando la hora de psicodelia progresiva y envuelta en una espiral cósmica, de la que quedarás atrapado con una única escucha. Tal es su poder de atracción, que necesitarás de su dosis muchas veces, para comprobar y disfrutar, de que este segundo álbum, es enorme y embriagador. Desde “Domovoyage”, (16:59) tema que abre el disco, hasta el que cierra, “Vivid Insanity”, (17:48), podremos apreciar y degustar una clase y maestría bastante considerable en cuanto a músicos se refiere y luego, en el concepto de resultado musical de canción a canción, una elaboración y ejecución, formidable.

Domovoyd 2

Abriendo a lo grande con –como se debería de tratar a estos chicos– con “Domovoyage”, un corte que comienza con sonoridades juguetonas cargadas de experimentación y una fluida progresión, para continuar con el doom más bello, delicado y tremendamente bien manufacturado –podría claramente esconderse bajo la etiqueta de Post-metal–, e ir subiendo la distorsión de riffs y psycho hasta hacerte estallar, para posteriormente bajar nuevamente a ese estado doom melancólico y soberbio. Ahí, metidos ya en la mitad de la canción, cuando se está más que aturdido, Domovoyd, desenrollan la alfombra con estampadas imágenes espaciales para terminar de dar, en un primer corte, toda su potencia, clase y muestra de que lo que viene a continuación, va a ser para quedarse sin aire que respirar. Casi diecisiete minutos que valen para manifestarse ellos, para ratificar el que lo escucha, que Domovoyd, lo parten en mil pedazos. Le sigue a la apertura, “Ambrosian Perfume”, un corte de más de nueve minutos, donde la voz de Oskar –que me recuerda a Ian Atsbury, de The Cult, en este caso– y el copioso juego de cuerdas –que recuerdan a RATM– y batería, hacen de esta pieza un peso pesado del álbum. Un ensamblaje sonoro y vocal que, a mitad de su duración, se pone duro y contundente para hacernos creer que estamos antes la invocación de un nuevo y maléfico Dios. “Ambrosian Perfume”, llegará a su final regaceándose en baños de riffs sucios y suculentos, dándole un toque de stoner –antes no mencionado– bien ácido y mordedor. El tercer tema, fusionado en su comienzo con el final del anterior, de manera encomiable –todo está en escuchar el disco en su orden debido–, “Caustic Afterglow”, es ese paseo por aquella alfombra de estampaciones espaciales que mencionaba con anterioridad. Cuatro minutos de sonidos astrales acompañados por una voz grave, dando el discurso de preparación para el último viaje. Os hablaba de un cuento musical, pues éste es su prólogo, aunque se encuentre a mitad de ello.

Al trabajo le quedarían aún tres canciones por desmembrar, pero no es necesario seguir, cuando un álbum es tan extraordinario, debe ser descubierto por sí solo o sin demasiadas pistas. El homónimo de Domovoyd, como segundo largo en su carrera, es un sensacional y magistral disco que no va a pasar desapercibido en absoluto. Una obra igual de fascinante como admirable. Música que calma, música que suscita, música que enamora. Estos finlandeses se las saben y gastan muy bien. ¡Sin duda, uno de los discos del año!

Web

Facebook

Bandcamp

Sello y compra

Escrito por
Más sobre David López

Crónica: Rock Culture Fest (15/04/2017) – Garaje Beat Club

La primera edición del Rock Culture Fest fue de notable. Todo apunta...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.