Mantra Machine – “Nitrogen” (2014)

Psicodelia, space rock, space jam, stoner rock… y desde Holanda. Mantra Machine, como es el caso de otras bandas venidas desde la misma tierra (Toner Low, The Machine, Sungrazer…), tienen muy bien aprendido esto de los sonidos desérticos, psicotrópicos, envolventes y mágicos, porque todo hay que decirlo, y más cuando se aman estas sonoridades, ¡son sonidos mágicos! Es vida y alegría para los tímpanos de uno/a. Volviendo unos renglones arriba, igual lo de aprendido ya queda hasta mal, porque estas bandas, aún con influencias (como es lógico y normal), ya hacen de su música una nueva rama por la que caminar, disfrutar y avanzar.

Mantra Machine comenzaron su periplo musical en Octubre de 2012 con un (EP) llamado Stage On, formado por tres cortes, dos de ellos, añadidos a su primer largo, Nitrogen (que da nombre al álbum) y Predator. En él ya se podían escuchar los derroteros por los que andarían más adelante. Temas acercándose a los diez minutos algunos, otros sobrepasándolos. Una clase muy bien aprendida para un comienzo espectacular. Hay referencias a otras bandas más que evidentes e innegables (repito), valga de ejemplo el primer corte del álbum, “Andromeda”, Kyuss en toda su salsa. Una vez escuchado el disco, se le pueden sacar muchas más connotaciones con respecto a otras bandas, pero de lo que se trata es de ver y sentir lo que Mantra Machine hacen y de qué manera.

manrta machine 1

Este trío holandés, formado por Jeroen Schippers (Batería), Paul Geerts (Guitarra y sintetizadores) y Tjø van Zuijlen (Bajo), se estrujan la sesera creando partituras instrumentales de gran y evidente calidad. Un primer trabajo de larga duración, Nitrogen, compuesto por siete temas donde el Space rock, stoner rock, la psicodelia y una clarividente jam session, son marca de la casa pero quemada a fuego, incluso. Cimientos bien hormigonados con cuerdas, percusión y sintetizadores, como única mezcla para esta masa musical de excelente resultado. Escuchándolo del tirón, dejándose llevar y comprobar que todas las canciones empacan entre sí prácticamente a la perfección, como si se tratara “casi” de una única sesión, es probablemente el mejor ejercicio a realizar para darse cuenta de ello. Momentos musicales más subidos por los riffs cortantes, otros por los ritmos más stonianos, que junto a otros espacios sonoros y espaciales más sosegados, donde la calma de su música puede hacerte levitar, son grandes señas de un estilo llevado por estos tres chicos hasta el clímax que ellos han visto oportuno (y muy acertado). Sonidos, que, perfectamente, pueden provocar según el estado de uno, momentos en los que la percepción emocional se vuelva vulnerable a todo ataque guitarrero cósmico.

Hablaba del comienzo del disco con “Andromeda” y su atmosfera al más puro stoner californiano. A este inicio le continua “Stinger”, que coge más la onda de la experimentación psicodélica al comienzo, pero que termina cortando el aire de forma más contundente marcando más los ritmos de cuerdas y batería. “Predator”, que ya se pudo escuchar en el (EP) dentro de Stage On, hace referencia al propio nombre, pero haciéndonos engañar, puesto no veremos las garras de este corte hasta que no nos adentremos en él con en el paso de sus minutos. Su comienzo, calmado, es propicio a que nos inundemos esta vez en otra faceta espacial de estos holandeses, pero sólo serán esos primeros instantes, puesto después, todo cambiará para desembocar en la locura ácida de su música. El cuarto de los temas, “Thistle”, con una apertura deliciosa, donde la sintonía de instrumentos y músicos es pura armonía, hacen que sea una de las piezas más redondas del disco, ya que en sus siete minutos y poco, nos llevarán y traerán a gusto de ellos, por los diferentes espacios sonoros que ellos han sabido estructurar y dar forma de manera magnífica.

El resto de temas es un compendio de masa musical acorde a todo lo que se ha escuchado anteriormente, forjando un debut más que notable y a tener muy en cuenta para los próximos trabajos. Mantra Machine han entrado por la puerta grande con Nitrogen. Sólo hay que seguir escuchándolos hasta que su nueva obra nos vuelva a llenar de grandes y vibrantes ritmos con los que deleitarnos.

Facebook

Bandcamp

Escrito por
Más sobre David López

Habsyll – MMVIII – (2009)

  Ya he encontrado el por qué de mi sordera del oído...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.