Cabalgata Cósmica – “Obscenus” (EP) (2015)

Obscenus EP_Def

Dos años y un poco más, han pasado desde que se editara el primer trabajo de Cabalgata Cósmica –reseña en este mismo lugar-. Un EP de mismo nombre que la banda, donde sus cinco cortes irrumpían en la escena musical nacional de forma torrencial, avisando de que su peculiar mezcla de sonidos, psych, garaje, protoheavy, space-rock… serían –y son–, su principal arma con la que electrocutar a los asistentes en sus puestas en escena desde los escenarios. Una sorpresa gratísima antes y ahora, puesto la línea que han seguido con su segundo trabajo, nuevamente un (EP), esta vez compuesto por cuatro temas y llamado Obscenus, es la suma de lo realizado más lo aprendido hasta el día de hoy. Obscenus, se hace corto, pero es de tal intensidad –veloces por un lado y space bluseros, por otro– la música de Cabalgata Cósmica, que deja ser degustado con exquisitez, lo suficiente como para poder sacarle su primer y sabroso jugo en la primera oída. Probablemente, si no se han escuchado antes, despierten mucho la curiosidad al oyente. Alegría y psicodelia son las grandes bazas de este trío valenciano, que aun habiendo hecho un cambio en la formación, ahora de las baquetas se ocupa Willer, y no Lucas, el sonido y esencia, es la misma.

Onscenus EP_cdr

Si el primer EP te satisfacía midiéndolo por su duración, sonido y asimilación de la sorpresa de estar oyendo y disfrutando un disco de esas características. Este segundo, sabiendo a lo que enfrentarse, se disfruta, si cabe, más aún. Un corte menos, pero canciones con una duración más alta que las predecesoras. Un sonido, manteniendo la psicodelia, mucho más potente y contundente cuando las canciones se disparan, como cálido y absorbente, cuando caemos con ellos en las sombras del space más cósmico y la psicotropía lenta y humeante. Sus componentes, David, voz y bajo, ofrece ese punto de agresividad vocal –pero por el tono agudo y espacial, no por gutural– otorgando un toque especial y diferente a la banda. Con el bajo, un espectáculo. En Obscenus, el bajo, machaca y machaca sin concesiones. Rafa, el guitarrista, todo hay que decirlo, un animal rasgando las cuerdas de su guitarra, ofreciéndonos bellísimas y maravillosas formas de entender lo que significa tocar dicho instrumento sin límites que frenen su grandeza. Willer, el batería, –hagan la prueba escuchando uno y otro trabajo, ya por gusto–, está a un nivel más que sobresaliente, culminando así, una formación y un trabajo cósmico y rabioso. Un EP que se ha de escuchar a todo volumen, como ellos mismos aconsejan, para descubrir la verdadera esencia y magia de esta grandísima banda.

El EP da comienzo con “Me cago en tu aura”, seis minutos y medio con un arranque electrizante, para a mitad del mismo, bajar en decibelios, pero no en consistencia y suspense atmosférico, y que poco a poco, irá de nuevo hacia arriba hasta hacerte estallar. Unión y ensamblaje de maestros entres los tres músicos, obteniendo y ofreciendo como resultado, una pieza genuina. El segundo corte, “El corredor Mediterráneo”, es un viaje a sabiendas por una autopista cargada de señales alucinógenas hasta terminar en una parada sin aire que respirar, donde nuevamente, el llegar hasta ahí a todo trapo, hará que no quede tiempo para quitarse de encima todo lo tragado y la mente reviente. Riffs de guitarra, bajo y percusión en estado líquido y puro. En “El corredor Mediterráneo”, se ven las dos mejores facetas de la banda, el arranque lento, marcando y escuchándose muy bien todos los tiempos, para a continuación, pasar por un in crescendo vertiginoso, y acabar, con los tres músicos dejándose la piel hasta echar la última gota de sudor de su piel. “Evangelio”, el tercer y más corto –5´50– tema de los cuatro que constituyen el EP, es otro gran ejemplo del fenomenal equipo que forman David, Rafa y Willer. Salvo la voz de David, que viene siempre siendo tan personal y curiosa, siendo aquí más aguda aún, la música nos lleva esta vez a pasajes más variados, tocando todas y cada una de las diferentes etiquetas bajo las que podríamos poner a Cabalgata Cósmica. Ahora, al contrario del in crescendo, de la velocidad y la psicodelia de sus armas, nos vamos al más de los calmados estados, regalándonos un precioso, estimulante y bonito final de canción, que hace que sea de los mejores momentos del disco. Y para cerrar con este segundo EP, “Monstruo de tres cabezas”. El temas es el más largo de todos, recorriendo momentos de puro rock and rock, rockabilly, incluso, apuntaría, y como en el resto de canciones y ya creando una marca muy propia, la distorsión y psicodelia. Un final redondo para un trabajo completo de adjetivos positivos y punzantes como sus canciones. Obscenus es vicioso hasta explotar con sus ritmos.

Facebook

Bandcamp

Escrito por
Más sobre David López

Spelljammer – “Ancient of days” (2015)

[Stoner/Doom] Hace mucho de Dopesmoker, pero su grandeza sigue y seguirá viva...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.