Crónica concierto Virgin Turkey + Ósserp (7/12/15)

El lunes no hubo debate televisivo, o por lo menos, no para los que asistieron al Retal de Murcia para ver y luchar a Virgin Turkey, thrash desde Alhama y el grindcore y death barceloneses, de Ósserp. Cerca de hora y media entre ambas formaciones que dieron lo mejor de sí para que el público asistente se debatiera entre la vida y la muerte. Los murcianos fueron un buen entrante, los catalanes, un primer y segundo plato exquisito. Metal extremo del bueno para unos afortunados que no quisieron escuchar las mentiras de nadie y si deleitarse con las buenas ondas que allí circularon.

Los chicos de Alhama, con un buen thrash que recordaba a los sepultura del Arise, hubo versión del mismo, calentaron bastante bien el local y los ánimos con su show. El tiempo del que disponían fue para descargar temas de su nuevo trabajo, Demonsthrashtion, disponible la libre descarga en su bandcamp. Fueron minutos para ver que el cuarteto tiene una buena base e ideas concisas. Ejecución de los temas con un aprobado y aunque, personalmente, noté que les falta aún mucho, no llevan mal camino. Al público lo dejaron con un buen sabor cerebral.

Tras cambio de instrumentos, unas cervezas, cambio de opiniones y colocadas unas nuevas barreras por las que saldría el sonido de Ósserp, darían comienzo los cuarenta y un minuto justos de actuación de estos. En ese tiempo, demostraron ser una de las bandas nacionales más potentes y devastadoras sobre un escenario -o a ras de suelo-, que al menos yo haya visto. Bueno, a nivel internacional puede que también. Su grindcore, principalmente, en el directo del lunes, fue como un puto tsunami de ondas decibélicas que salían con mucho control de los instrumentos pero con consecuencias épicas y aniquiladoras cuando llegaban a los cuerpos de los allí presentes. Su Sang i Sutge, tocado en su totalidad, hizo estragos y virguerías entre los asistentes. Un sonido perfecto, -ambas bandas sonaron muy bien-, para unos músicos brutalmente buenos y compaginados a la perfección que, la noche de un lunes víspera de Navidad, se cargaron cualquier opinión contraria a la calidad residente en este país dentro de la música más extrema. Hablo de Ósserp.

La batalla que allí se desencadenó fue la mejor práctica musical para uno quitarse el mono de conciertos, retomar el camino de la muerte y darse cuenta de que Ósserp, pueden llegar a ser muy grandes.

Escrito por
Más sobre David López

Oniric Fest 2015

Lo de Jaén y parte de su gente es un no parar...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.