Crónica Rock Culture Fest (15/04/2017) – Garaje Beat Club

La primera edición del Rock Culture Fest fue de notable. Todo apunta a que habrá más y mejor.

La primera edición del Rock Culture Fest, celebrado en el Garaje Beat Club de Murcia, salió como todo organizador desea, de fábula. Las bandas estuvieron de maravilla, los horarios se respetaron de forma estricta, el público, el bastante público, aguantando casi hasta el final, también aportó su parte. Como la sala donde se realizó el evento, perfecta para conciertos, con un sonido y juego de luces, fantástico.

El Rock Culture Fest acaba de nacer y su idea es la de seguir creciendo, de momento, habrá una segunda edición -dijo públicamente uno de sus organizadores-. Festival, que como base, parte de que las bandas deben de ser de Murcia y que sus estilos estén dentro del rock, metal y derivados de estos. Un aliciente llamativo, y ojalá, determinante para que muchas bandas de la Región murciana puedan darse a conocer.

Con un piscolabis más cerveza gratuita desde la apertura de puertas y hasta el comienzo del evento -después se seguirían ofreciendo patatas-, detalle altamente positivo, que hace que la organización gane muchos más puntos, el ambiente fue bastante bueno. Últimamente acostumbro a ver poca gente a los conciertos a los que voy. Público que fue aumentado según pasaban los minutos hasta ver un garaje muy movido y gratificante.

Los primeros en subir al escenario fueron los cehegineros Copper Age. El joven trío se mueve por el stoner rock de forma notable, con composiciones propias y un futuro realmente esperanzador. Temas que recordaban por momentos a los mágicos Kyuss -guardando las distancias, copón-. Temas que nos hicieron mover la cabeza de arriba abajo. Temas con la suficiente calidad para satisfacer a un público muy entregado con la banda. Unos Copper Age, que manejaron su setlist: (#E), “Jinete”, “Carne cruda”, “Disyuntiva”, “Tiburones”; (#Re), “Lagunas, “Capsicum annuum”, “Monetes del espacio”; (#Si); “El Brujo”; (#Do), “Improvisación”, “Metales Pesados” y “Atlanta”, con eficiencia y profesionalidad. Y si mal no recuerdo, “Improvisación”, fue para un servidor, su tema más duro y el que más me hizo disfrutar.

Los siguientes en actuar fueron Moody Sake. Este trío, rockero, garajero e influenciados por los sonidos de los setenta claramente, se marcaron un buen concierto, no muy de mi gusto en general -por mis gustos musicales-, pero sí con notabilísima calidad por parte de cada uno de sus músicos, destacando, de forma personal, al batería. De nuevo, el público respondió como siempre se debe responder ante un directo de este tipo: bailando, saltando, gritando, aplaudiendo, disfrutando… El setlist de estos chicos estuvo compuesto por una Intro más “Top The Moody”, “Come over my Darling”, “Mexican Tatto”, “Cannoball man”, “Snakes and shakes”, “Last rhythm of boogaloo”, “Little bird”, “Mr. Humble” y “Lucille”. Personalmente, me quedo con el arranque de la actuación y primer tramo de la misma.

Tocaba cenar, y para ello, nos acercamos mi compañera de batallas y yo, a una de las firmas colaboradoras del Rock Culture Fest, “Bocatica y +”. Un par de bocadillos sabrosísimos, nada pequeños, más medio kilo de patatas fritas, fue el avituallamiento para retomar fuerzas y afrontar los otros tres conciertos que aún quedaban por ver. Y llenos, comenzaron los murcianos Le Mur (rock alternativo). Con una sala bastante transitada, cosa que me hace feliz, sea la banda que sea, el cuarteto fue soltando tema tras tema, consiguiendo una comunión perfecta con el público, el cual, no dejaba de cantar, disfrutar y ovacionar a estos chicos sin parar. Se nota que se les quiere. El setlist estuvo compuesto por los siguientes cortes: “Lenta”, “De neón”, “El brote”, “Máscara”, “Huesos”, “Crucífera” y “La pared”. Una buena actuación la de ellos, pero para mí, el grupo más lejano a mis gustos musicales.

La cena se pudo digerir finalmente con Papa Serpiente. Banda de Hard´n´Heavy, que subió de revoluciones tanto al público como a la propia sala con un comienzo eléctrico, contagiando ritmo y ganas a todos (hasta su final). Una actuación notabilísima, una puesta en escena igual de buena y unos músicos, más el frontman, en plena forma. El setlist fue el siguiente: “Rebirth”, “Angel of mine”, una muy buena “Face the truth”, “This song forever”, “Queens of hurts”, “Tears & Oceans”, “Rock revolution”, “Bullet for you”, otro momento muy destacable, y para cerrar, “Only one flag”. Lo comentaba el otro día pro ahí, música que años atrás escuchaba de forma esporádica , y que ahora, incluso, me hace disfrutar en un directo.

Para terminar, la banda que más me interesaba ver en directo, The Holeum, pero unos minutos más tarde del horario marcado, por la realización de un sorteo por parte de la organización, donde se regalaron varios souvenirs. Estos seguían ganándose el afecto de los allí presentes. Lo dicho, comenzaba la banda que sigo desde que naciera y que ojalá no muera en cinco vidas. Musicalmente, The Holeum, son jodidamente buenos. Da igual donde te pares a mirar, son muy buenos cada uno con su herramienta. Su puesta en escena, de principio a fin, oscura, con luces rojas, azules y verdes por ahí al fondo, pero oscuro todo, con muchas sombras y humo, consiguiendo transmitir la esencia de su música sobre el escenario y sobre los espectadores. Pocos espectadores, eran ya las dos de la mañana largas, pero buenos y fieles a la música. El setlist fue casi en su totalidad el primer y único trabajo editado que tienen hasta ahora, Negative Abyss, y que les valió para demostrar lo que acabo de decir; músicos notables haciendo de su obra, un directo que fue de bien a muy bien. “Philosopher´s Stone”, “Nuclear Mysticism”, una delicia poder disfrutar de este bello corte en directo, “Picture of the Uncanny”, del cual ya tienen video oficial en sus redes, “Omniverse”, “Vertical Parralel Infinites”, para volar… y “Dystopia”, el llamamiento al mal -pasote el frontman-, la contundencia hecha canción y un cierre brutal de espectáculo. Es su segunda actuación y esperemos que el principio de una larga lista de citas donde tocar.

Expectante por tener noticias del Rock Culture Fest II, apuntar, que si todo se trabaja como esta primera edición, tendremos de nuevo un gran evento repleto de bandas murcianas, muy buen rollo, comida, cerveza y decibelios a punta de guitarra, bajo y batería.

¡Bravo y muchas gracias!

Escrito por
Más sobre David López

Joss Jeffersøn – “Ylem” (2017)

Joss Jeffersøn debutan rompiendo cualquier barrera musical, creando un álbum, simplemente, magistral...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.