Mono Caníbal – Mono Caníbal (2017)

El disco, recorre diferentes estados psíquicos y plataformas sonoras en las que la aventura, el riesgo, la invención y el inexistente miedo a caer, son sus pilares fundamentales.

Valoraciones

8 Terror
8 Misterio
7 Calidad
7 Minimalista
7.5

¿Es drone? ¿Es electrónica? ¿Es noise? ¿Es experimental? ¿Qué demonios es? De todas formas, sea cual sea el estilo, evidentemente, cumple con todas las preguntas hechas, la música de Mono Caníbal y su nuevo álbum, homónimo, es todo un viaje mental y casi físico. Incluyo lo de físico, porque si pasadas las primeras escuchas, te pones con detenimiento a examinarlo, este nuevo trabajo, de tan peculiar artista musical, es capaz de cogerte y transportarte de forma íntegra, en su telehorror cósmico, hasta el lugar que menos desees o más anheles. Sirven los dos lugares. Y de lo que sí estoy seguro, es que si te gusta el terror, la electrónica, las bandas sonoras de películas de terror o misterio, el sonido del cosmos más oscuro y los sonidos envolventes, este disco, conseguirá que se te humedezcan las pupilas un poquito y el alma se te encoja otros tantos centímetros.

Los ocho temas que componen el trabajo de este mono sin remedio médico ni psíquico, son lo suficientemente notables en cuanto a duración, para que cada uno de los cortes, te deje bien calcinada la mente de electrónica oscura y necesites de terapia emocional para reponerte. Por supuesto, notables lo son también, en cuanto a calidad sonora y compositiva. No podría ser de otra forma. Desde “Vete a la pierna”, comienzo de la obra, con más de un minuto de terror ambiental en el que se canta para hacerte morir, el cual te deja más que preparado para lo que sigue a continuación, y hasta “Susto o muerde”, cierre del disco, todo es: aventura, riesgo, confusión, invención y ganas de descubrir otros mundos sonoros.

Conejo a la tumba”, el segundo de los cortes, es la aproximación a la puerta del mal. Sus más de diez minutos de órgano y sintetizador (mil perdones si hay más componentes utilizados para hacer todo esto, que los habrá, imagino), son lo que se podría llamar como objetos poseídos por una mente insana y llena de información con suficientes datos como para acabar con cualquier oído y mente atrevida. “Ta calcinao el señor”, el tercer tema, es otro ejemplo de que Mono Caníbal, dentro de toda la experimentación probada, tiene las cosas muy claras. Y como dice el nombre, un corte que te calcina la mente a fuego lento, pero de forma destructiva. El sonido es monstruoso, como lo es la ambientación que consigue. Una sensación de agonía y asfixia vibrante, tremenda. O por ejemplo, lo que se nos regala con “El extraño viaje que nunca harías con él”. Tema lleno de sonidos para dejarse llevar y levitar. Sonidos para desnudarse mentalmente y dejarse abducir. Sonidos oscuros, realmente sorprendentes, de puro sosiego -también- y efectivos para viajar al más allá.

Mono Caníbal es un ejercicio de electronic dark, que no tiene nada que envidiar a ningún otro artista de este tipo ya consagrado -es mi parecer-, aunque también pienso que queda mucho por recorrer. El disco, recorre diferentes estados psíquicos y plataformas sonoras en las que la aventura, el riesgo, la invención y el inexistente miedo a caer, son sus pilares fundamentales. Es evidente, que el conocimiento y destreza del que se esconde bajo este enfermo mono, a la hora de llevar todo esto ante nosotros, es de notable clase. Un trabajo válido para evadirte, para estar preparado ante cualquier ataque neuronal o para disfrutar entrando en pavor o no. Un Mono Caníbal con ganas de sintetizarte la vida a base de notas minimalistas bañadas de ritmos misteriosos.

Enlaces de Mono Caníbal

Bandcamp   Facebook

Escrito por
Más sobre David López

Hangman’s Chair – A laments for the addicts – (2007)

  Descripción Curiosa propuesta que  nos dejan estos franceses. Una música que...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.