Entrevista a Pylar

No es nada común una propuesta de este tipo. Sí puede que haya bandas del estilo o parecidas, pero hasta donde mis conocimientos llegan, creo que como Pylar, no. Su sonido es único. Su experimentación musical, está llevada más allá de cualquier pensamiento o planeta habitable. Sus letras, ancestrales para hacernos más fuertes y todopoderosos. Pylar, creo que están concebidos para ser la banda sonora de una nueva vida, sirviéndose de algo tan esencial en esta vida, como es el origen de todo, y poder así, estar hoy aquí.

Una banda capaz, he escrito capaz, de transportare donde consigas imaginar. Su fuerza y misteriosa imagen, más las letras, oscuridad y rotundidad musical, son la puerta de una nueva y única experiencia que no muchas veces se puede vivir. Son para escuchar muy detenidamente una y otra vez, para examinar y evaluar, para disfrutar y dejarse llevar, sabiendo, que se puede no volver al estado inicial mental y físico.

Hicimos la reseña de su última obra, Pyedra,  y ahora tenemos el gusto de poder charlar con ellos durante un rato. El resultado es extraordinario y merecedor de leer varias veces. No todos los días se tiene algo así frente a los ojos. Yo, sigo abrumado.

RTC: ¿Cómo definiríais Pylar?

Bar-Gal: PYLAR fue invocada en nuestra era por entidades primordiales para llevar el metal a un nuevo estado, haciéndolo mutar al someterlo a fuerzas irracionales. Queremos que la música vuelva a ser experimentada como lo fue in illo tempore, devolverle el estatus que poseía cuando era un umbral con el que comunicarse con los dioses y un sendero para explorar los arcanos de la existencia.

RTC: ¿Qué tenéis con la “y”? ¿Qué os pasa?

Bar-Gal: Nos pasa mucho.

Para existir necesitas un nombre. Y que este se convierta en vibración, en sonido, es decir, que sea pronunciado. En los orígenes, (en una ceremonia iniciática de la que poco puedo revelar (solo que estábamos presentes LenguaDeCarpa y yo)), invocamos a los primordiales e hicimos los sacrificios correspondientes… Así nos fue revelado el nombre de PYLAR.

Este nombre, PYLAR (que convertimos en una palabra-dios, en un pentagrammaton) tenía todo lo que deseábamos. Era una columna sobre la que sustentar todo lo que estaba por venir y que se sustentaba sobre las raíces de las que procedíamos. Era un nombre que es el equilibrio en sí mismo: con un significado masculino y femenino simultáneamente.

Pero decidimos dotarlo de más poder aún. Uno de los cinco sonidos del pentagrammaton sería la Y, uno de los símbolos más ancestrales que se conoce, lleno de secretos… secretos que han hecho perder la razón a muchos: a las más poderosas brujas, a los druidas, a los faraones, a los alquimistas…

Contempla la Y. Es una diosa en sí misma. Un símbolo que lo muestra todo y a la vez lo oculta: los orígenes de la vida, el pasado y el futuro, el equilibrio entre las fuerzas primordiales, el ritmo semántico de la bifurcación mística.

La Diosa Y es el origen y el final de tu existencia aunque no lo sepas. PYLAR somos los primeros en volver a mostrarla y a adorarla en todo su esplendor. Como el Gran Cthulhu, la Diosa Y esperaba soñando en su morada. Ahora ha despertado. ¡Contemplad y recordad!

RTC: Son muchas, muchísimas las cosas que a uno se le pueden pasar por la cabeza a la hora de meterse en un estudio a grabar. En el caso de que todo esté bien estudiado y se tenga muy claro, pues igual no, pero escuchando los trabajos de Pylar, es imposible pensar e imaginarse, si de verdad, lo que finalmente sale editado, es lo que se buscaba. Simplemente, por su complejidad musical, su teatralidad, incluso, su ocultismo, los paisajes y pasajes que consiguen transmitir, letras, su misteriosa belleza… ¿Lo que ha salido de cada uno de vuestros trabajos, es lo que realmente buscabais? ¿Es lo que queréis contar como parte de Pylar? Veros ensayar debe de ser algo fascinante, algo bastante difícil de contar. Suerte quien os vea en directo.

Bar-Gal: Todo ocurre como debe ocurrir. Hay una parte que trabajamos, pero cuando realizamos la invocación y comienza el ritual, cuando las notas vibran y surcan senderos, cuando las voces entonan las palabras en un orden y ritmo determinados, con la cadencia adecuada, empezamos a perder el control.

Intenta imaginar cómo se produjo la transición entre los templos megalíticos y las pirámides o zigurats. Intenta comprender cómo le fue dado el canon sagrado a Policleto con los secretos de la matemática euclidiana para representar el terror al infinito en sus esculturas. Intenta comprender por qué el sendero es el símbolo primario que reina sobre la ancestral tierra negra de Egipto, por qué la piedra que levanta las catedrales góticas está sometida a la geometría sagrada, por qué la perspectiva en la pintura surgió en el Renacimiento y no antes… Intenta comprender qué hay detrás del numinoso fulgor de los mosaicos bizantinos… Intenta comprender las razones que hicieron que Herman Melville tuviera que reescribir su novela sobre el blanco leviatán cuando sintió que había un libro dentro de su libro que lo devoraba todo a su paso…

Siempre había un plan previo, un acto volitivo, una intencionalidad si lo prefieres, pero cuando el arte y la magia son uno, al final pierdes el control y no eres más que un médium a través del cual se comunican fuerzas que van mucho más allá de nuestro entendimiento.

RTC: ¿Qué pasa en vuestras vidas y otros proyectos musicales para tomar la  decisión de formar Pylar?

Bar-Gal: PYLAR llevaba mucho tiempo acompañándome, mostrándose en sueños, guiando ciertos actos que yo creía arbitrarios… Pero el sendero estaba marcado. Cuando estuvimos preparados, el pylar fue alzado…

RTC: ¿Cómo de claro teníais lo que debería de ser Pylar desde el mismo momento en el que nace?

Bar-Gal: No lo teníamos nada claro. Al principio, ni lo podía verbalizar. solo cuando comenzamos a transitar el sendero pudimos conocer.

Solo había una cosa clara: que el Heavy Metal era el lenguaje adecuado para expresar lo que queríamos expresar y que queríamos llevarlo a otro nivel; transmutar el metal, como ya he dicho.

RTC: Como sabréis, vuestra música es para un público bastante abierto a otros sonidos e historias, no diría reducido, pero sí bastante diferente. ¿En algún momento pensasteis en el público al que podríais llegar?

Bar-Gal: Sí. A todo aquel o aquella que quisiera mirar hacia atrás para contemplar lo que hay hacia delante. Muchas personas nos han hecho llegar su apoyo e interés y les estamos muy agradecidos.

RTC: Vuestra temática y sonido en un directo no creo que se parezca a muchas otras actuaciones de ‘metal’…, más bien, se diferenciará muchísimo del resto. ¿Intentáis llevar hasta su máxima expresión vuestro concepto musical sobre un escenario? ¿Qué significa para vosotros poder conseguir transmitir ese estado emocional al resto de gente?

Bar-Gal: Buscamos sacralizar el momento, eternizarlo disolviendo la concepción euclidiana del tiempo y el espacio, abrir un portal a la irracionalidad donde puedas contemplar el terror cósmico y enfrentarte a él.

RTC: No solamente con escuchar vuestro último trabajo, Pyedra -cuatro temas fascinantes y megalíticos- basta para averiguar vuestra grandeza. Hay, se debería, de investigar en vuestros anteriores trabajos para descubrir de lo que hablo. ¿Estáis creando, ya que cada álbum es una historia, otra general que engloba toda vuestra discografía?

Bar-Gal: El guion está marcado, pero solo conocemos lo que ha sido revelado. Recorrer el camino es fascinante. Hay muchos temas que tratamos que han sido ignorados o tratados superficialmente. Nosotros queremos crear sin pensar en límites ni en consecuencias, forzar las cosas al extremo… Solo así el acto mágico es sincero.

RTC: ¿Seríais capaces de quedaros con un solo trabajo de los que habéis realizado? ¿Por qué? Un servidor, se queda maravillado con Poderoso se alza en my. ¿Qué podéis decir de él casi cuatro años después?

Bar-Gal: Poderoso se alza en my es para mí el más irracional de nuestros discos. El umbral a través del cual penetrar en todo el mundo de PYLAR. Fue alabado por el archidruida Julian Cope y eso para mí no tiene precio.

Si tuviera que elegir uno diría que, He venydo a reclamar my trono, fue increíblemente divertido de invocar, transmutar y plasmar.

RTC: Personalmente, me gusta mucho este tipo de música ritual (se puede concebir así), cánticos que ayudan a llevar a otros estados mentales y una música que, con un pequeño empujón, te manda a otro mundo que no es tan siquiera paralelo al real. ¿Vosotros sentís algo así?

Bar-Gal: Nosotros nos sentimos dioses. Penetramos en la psique colectiva desvelando símbolos arcanos y entonando palabras olvidadas. El Heavy Metal te permite escoger tu arma y blandirla como un objeto de poder para erosionar la realidad.

Metal experimental, oscuridad, paisajes indescriptibles, rituales, voces del más allá, fuerza, contundencia… De verdad, un concepto el vuestro, acojonante, que en Pyedra, se “resume” en cuatro megabarbaridades musicales. ¿Cómo estáis de satisfechos con vuestra última pyedra parida, venida a este mundo -la influencia del disco-, de algo tan ancestral?

Bar-Gal: La piedra es el símbolo primario que sustenta los templos de la cultura megalítica de la que somos herederos. Forman parte de nuestra psique y en ellas moran nuestros antepasados. Creo que el disco transmite fielmente el poder que encierran las piedras como símbolos, así como la enorme riqueza y matices que encierran.

RTC: De Pyedra, tras escucharlo varias veces y llegar en momentos a mirar hacia todos lados, porque el miedo sale martilleado hacia uno mismo, -como ya dije cuando hice la reseña- es un disco que impacta por su oscuridad, contundencia y misterio. ¿Sentís algo parecido? Por ejemplo, en el segundo corte, “Megalitos”, sobre el minuto cuatro, ahí hay terror sónico en estado puro.

Bar-Gal: La verdad es que cuando pude escucharlo desde fuera solo pude sonreír. El mensaje había sido transmitido…

RTC: ¿Qué destacaríais del álbum? ¡Algo, por favor!

Bar-Gal: Yo destacaría el primer tema, “Menga”. La estructura del riff de guitarra encierra los arcanos más profundos del templo megalítico y perderte en esa estructura circular mientras mis compañeros elevan los umbrales de la demencia a niveles insoportables es algo de una fuerza sin igual.

RTC: Vuestras letras, realizadas por LenguaDeCarpa (voces, esquizofrenia…) y portadas, por Gamaheo (batería, percusiones…) (si me equivoco, me rectificáis), ¿son de este planeta? ¿Qué podéis decir de estos dos artistas?

Bar-Gal: Yo no puedo concebir PYLAR sin su contribución. Me han llevado a lugares fascinantes y les estaré eternamente agradecido por ello.

No conozco a otra persona con los conocimientos de LenguaDeCarpa sobre culturas ancestrales y, lo que es más importante, con su capacidad para interpretarlos y manejarlos. Es un auténtico chamán y sus letras son dignas de un estudio profundo. Mi preferida es el poema a la Diosa en He venydo a reclamar my trono.

Por su parte, Gamaheo, a parte de su espectacular contribución como músico, ha creado visualmente una estética impresionante para PYLAR. Él fue quien me inició en uno de nuestros libros sagrados: el diccionario de símbolos de Eduardo Cirlot y se nota su estudio formal de la esencia de ellos en su obra. Su capacidad para concebir lo épico y monumental, de diluir los límites y relacionar los elementos de diferentes planos es sobrecogedora.

RTC: Fuera de Pylar, igual cuesta mirar un poco más, pero ¿cómo ha sido -o están siendo- recibido el álbum?

Bar-Gal: Ha habido reseñas muy numerosas y favorables. Estamos muy satisfechos al respecto. Lo más importante para nosotros es que el disco llama la atención por su originalidad y que no deja indiferente.

RTC: ¿Con qué sello habéis editado Pyedra y qué podéis decir sobre su trabajo?

Bar-Gal: Con Alone Records. La edición que han hecho de PYEDRA ha sido espectacular y muy cuidada, así como la labor de promoción y difusión. Un sello del cual ya conocíamos su profesionalidad y seriedad. Queremos agradecerles de nuevo que nos dieran esta oportunidad.

RTC: ¿Tenéis conciertos pendientes para estrenar Pyedra? ¿Lo habéis hecho ya? ¿Qué os depara este 2017? Contadnos un poco de vuestros planes para este año, por favor.

Bar-Gal: Ya lo hemos presentado en Sevilla y Málaga y nos quedan dos festivales: el Cosmic Fest en Vitoria y el TagoMago en Valencia. Aún estamos trabajando en algunas fechas más pero de momento no se han concretado.

En 2017 queremos editar nuestro 4º disco, a finales de año. Estamos preparando su edición en estos momentos aunque no puedo contar mucho más.

RTC: Vuestra música en particular y el metal extremo, ¿cómo lo veis en España?

Bar-Gal: Hay muchas bandas que nos gustan y con las que nos gustaría coincidir algún día. Puede que la situación esté mejor que hace unos años. Notamos un mayor interés en proyectos más arriesgados y underground.

RTC: ¿Creéis en medios como éste y otras webs o espacios, como fundamentales para la expansión de vuestros trabajos? Se hace todo lo posible mediante reseñas, noticias, entrevistas…, pero hay gente que piensa, que hay medios interesados y solo hacen esto por alguna razón concreta.

Bar-Gal: Por supuesto. Sin los medios que han difundido nuestra música poco podríamos hacer. Gracias a vosotros en concreto por el apoyo que nos mostráis. ¡Que la Triple Diosa os acoja en su eterna matriz!

Enlaces de la banda

Facebook   Bandcamp   Twitter   Blog

Escrito por
Más sobre David López

Entrevista a Neptunian Sun – Gente con las cosas muy claras –

  1- ¿Cómo y por qué nace la banda? Antonio: La banda...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.