Entrevista a Otus.

Foto por Sergi Albert

Tras el nombre de Otus, se encuentra Juan Domínguez, miembro y fundador de la banda de Doom/Sludge Metal, Aathma.

Surgido en 2012 este proyecto personal, intenta trasladarnos a oscuros paisajes sonoros llenos de melancolía y opresión. Crudas guitarras acústicas que se funden con ambientes crepusculares y apocalípticos en una amalgama difícilmente clasificable, bebiendo de clásicos como Neil Young o Johnny Cash y fusionándolo con la faceta más experimental de artistas como Nick CaveSteve Von Till.

Ha compartido escenario en solitario con artistas internacionales a los que admira como King Dude, Scott Kelly (Neurosis) o Jarboe.

Death Throes, primer álbum de Otus, fue co-editado en vinilo por los sellos Nooirax Producciones, La Choza de Doe, Cosmic Tentacles, Odio Sonoro y VZQ.

Como vídeo-single de presentación del disco, el tema elegido fue “Your kingdom´s gone”, realizado por Jorge García, quien ha dirigido previamente vídeos para bandas como Toundra o Hamlet. La dirección de fotografía ha sido llevada a cabo por el fotógrafo musical Sergio Albert.

Entrevista

¿A qué se debe el nacimiento de Otus y por qué este nombre? ¿Necesitabas una nueva vía de escape, fuera de Aathma, para contar otro tipo de experiencias?

Pues en cierto modo sí. Necesitaba hacer algo diferente y expresar ciertas cosas que quizás eran demasiado “íntimas” o “personales” para encajar en Aathma. Además siempre me ha atraído la idea de un proyecto en solitario. Me fascinan esos músicos que son capaces de salir solos al escenario y te cautivan con una simple guitarra y una voz, como Neil Young o Alain Johannes, por ejemplo. Por eso nació Otus, primero como una necesidad, pero también como un reto personal. El nombre proviene del nombre científico del autillo, Otus scops. Es un búho casi diminuto, endémico de la península ibérica. Siento gran admiración por las rapaces nocturnas. Cuando le estaba dando vueltas al nombre tuve la suerte de participar en el rescate de un Búho Real y fue la señal definitiva para llamarle así al proyecto.

Este proyecto personal, literalmente, porque lo siento como muy personal por su sonido, voz y letras, ¿lo deseabas como alternativa a tu banda Aathma, o era un trabajo ya premeditado mucho antes?

No lo veo como una alternativa es, simplemente, otro proyecto. Hay ciertas cosas que compongo que quizás no encajarían en una banda tan “eléctrica” y contundente. Cuando escribo algo sé exactamente si es para Otus o para Aathma. Creo que no hay que cerrarse puertas y hay que hacer lo que te apetece en todo momento.

Death Throes, que es como se llama tu primer álbum, ¿quedó finalmente como querías? Me refiero al concepto global de todo: música, letras, voces, ambientes…

Sí, estoy muy satisfecho con este disco. Lo cierto es que la composición y grabación me absorven mucho, quizás demasiado, y una vez que el disco está mezclado y masterizado lo escucho un par de veces para ver que todo está OK, pero después no lo vuelvo a escuchar en una buena temporada. Estaría continuamente cambiando cosas. De hecho, en directo los temas varían y no son exactamente como en el disco. Me gusta que cada canción sea algo vivo y pueda ir variando con el tiempo y los diferentes estado de ánimo.

¿Tenías claro lo que querías hacer bajo este nombre?

Sí, muy claro.

Eres tú sólo y una guitarra, ¿cómo llevas esto dentro del estudio o en los conciertos que ya has dado?

En el estudio, además de voz y guitarra acústica toco también sintes, para crear atmósferas y diferentes texturas. En directo utilizo voz, guitarra acústica y efectos para recrear esos ambientes.

¿A qué otros artistas tienes como referencia a la hora de crear Otus?

Admiro a muchos artistas capaces de transportarte a otros lugares tan sólo con su voz y una guitarra o un piano. Principalmente diría que mis mayores influencias son Neil Young, Nick Cave y P.J. Harvey.

“Necesitaba hacer algo diferente y expresar ciertas cosas que quizás eran demasiado “íntimas” o “personales” para encajar en Aathma. Además siempre me ha atraído la idea de un proyecto en solitario”.

Metiéndonos en terrenos más personales, me voy directo a las letras de tu trabajo. ¿Cómo te sentías cuando las escribiste? ¿Conseguiste llegar hasta donde deseabas con ellas?

La verdad es que me cuesta bastante hablar de las letras. Mi intención es que formen parte de un todo, junto con la música y las melodías de voz… Intento que todo ello consiga evocar paisajes y mundos diferentes en la mente del oyente y, aunque cada letra tiene un trasfondo y una historia detrás, preferiría que cada uno viva su propia experiencia. Me reservo, si me lo permites, el significado de algunas de ellas.

Foto por Sergi Albert

El disco se abre con “Your Kingdom´s gone”, letra que habla de dolor, llamas que no cesan, de un lugar donde hay oscuridad y de un reino que se ha marchado. Es una maravilla a la par de triste y dolorosa –para quien de verdad así lo sienta–. ¿Es sobre alguna vivencia personal o todo es más bien metafórico, fantástico…?

Pues ambas cosas, se mezclan las experiencias personales con imágenes y evocaciones, a veces incluso de carácter bíblico. Hace referencia a todas esas ideas que nos inculcan desde pequeños, cómo nos educan para que seamos algo que realmente no hemos elegido ser. En mi caso, me he desprendido de todas esas ideas, ese antiguo reino ha desaparecido y ya no tiene poder sobre mi.

Otra de las canciones que me gustan mucho, es el segundo corte, “The Great Tree”. En ella hablas de una naturaleza muerta, de una fauna y flora arrasada por el fuego, de una tierra desperdiciada, de que el humano se puede levantar y no yacer tan pronto, ya que es posible resucitar. Aquí lo mismo, puede ser una gran y preciosa metáfora -real- sobre la vida o, de nuevo, una experiencia tuya, escondida bajo este relato lleno de dolor y desesperación.

Pues otra vez aciertas, se mezclan sentimientos encontrados; el ser humano puede ser capaz de lo más maravilloso y de los actos de mayor crueldad hacia sus semejantes y hacia el resto de animales y el entorno que le rodea. A veces se puede vislumbrar un pequeño rayo de esperanza y otras parece que nada tenga sentido. A su vez, personalmente he pasado muchos años luchando para que las llamas no devoren nuestros bosques (literalmente), así que en este tema decidí trasladar esas sensaciones a lo que he vivido durante mucho tiempo.

El disco cierra con “Sunlight”, otra majestuosa pieza musical y con una letra a la misma altura, incluso, por encima. En ella, se sobrevuela todo lo escrito en los temas anteriores, viendo, mientras sopla el viento muerto -el que acompaña a toda la obra-, sobre tu cara, la desolación de una vida y una tierra. La tristeza y el amargor van cogidos de la mano hasta el final, y me pregunto, ¿cómo te sentías cuando acabaste de componer todo tu primer disco?

Curiosamente este fue el primer tema que compuse como Otus, y el primero que grabé también. El disco está ordenado en orden cronológicamente inverso a la composición y grabación de los temas. Así que Sunlight puede ser una pequeña declaración de intenciones de todo aquello que quería plasmar con Otus en un primer momento.

Casi un año después de editar el disco, dinos si ha funcionado como esperabas. Si ha tenido, fuera de tu ámbito, la repercusión que pensabas.

Bueno, nunca espero que lo que hago tenga ningún tipo de repercusión, si te soy sincero. Mi objetivo al componer es exorcizar algunos demonios interiores y, si tengo suerte, plasmarlos en un plástico o en cualquier formato físico. Con eso ya me doy por más que satisfecho y para mi es una auténtica satisfacción conseguirlo. O que haya gente/sellos que crean en ello y colaboren para sacarlo adelante. Por lo que he visto, ha tenido muy buenas críticas en aquellos medios que lo han escuchado y en directo la acogida no ha podido ser mejor. Antes de mi primer concierto en solitario me imaginaba tocando para dos o tres personas que se tirarían todo el concierto hablando y pidiendo copas. Sin embargo ha sido todo lo contrario y el respeto y atención en los bolos en ocasiones me ha llegado a impresionar, sinceramente. No puedo pedir nada más como músico.

Death Throes se presentó en directo en abril de 2016. ¿Desde entonces y hasta ahora, cómo ha sido tu vida con Otus?

He dado varios conciertos presentando el disco en ciudades como Madrid, Vitoria, Valencia, Benicarló… Pero por motivos personales no he podido tocar tanto en directo como me habría gustado.

Foto por Juan Morillas

¿Cómo fue el trabajo tanto en el estudio como a la hora de encontrar y cerrar un acuerdo con el sello, o sellos, para la distribución del disco?

No acordé nada con ningún sello antes de grabar. Tiré hacia adelante por mi cuenta. Primero grabé en J-Go Studios, con Javier Guarino como ingeniero de sonido, la que finalmente sería la cara B del disco. Posteriormente grabé en Sadman Studios con Carlos Santos la cara A. Y el disco lo masterizó Iván Ferro en Kollapse Studios. Los tres son buenos amigos míos y ha sido todo un lujo poder trabajar con ellos. Después presenté el disco a algunos sellos a los que que pensaba que les podía interesar y el resto ya lo conoces. Por suerte, muchos de los sellos ya habían trabajado con Aathma de una u otra manera, siempre me han apoyado y les estoy eternamente agradecido por la confianza.

¿Qué planes tienes para este 2017? ¿Alguna agenda cerrada ya para territorio nacional? ¿Te han llamado ya para cruzar a Francia y restos de países europeos?

Lo más inmediato son conciertos el 3 y 4 de marzo en Bilbao y Santander y el 18 de marzo en Vitoria-Gasteiz dentro de la programación “alternativa” del Cosmic Fest. Espero poder tocar en breve en Galicia, Canarias, Cataluña y por el sur también. He tenido alguna oferta para tocar en Alemania y algún sitio más fuera de aquí. Me encantaría poder montar una gira europea, pero necesito tiempo para organizarlo. Ojalá que pronto se pueda hacer realidad.

Y cerramos con una pregunta que igual debería de ir arriba, pero no, está claro que es aquí donde debe de ir. ¿Cómo definirías tu proyecto? ¿Qué se esconde realmente bajo Otus?

No puedo definir la música con palabras. Si a alguien le parece interesante este proyecto debería escucharlo o venirse a algún concierto. Espero poder remover algo dentro de aquel que se atreva a hacerlo. Muchas gracias por la entrevista y por el apoyo.

“Oscuridad, dolor y auténtico sentimiento”.

Enlaces de Otus
Facebook   Bandcamp

Escrito por
Más sobre David López

Mills of god – Call of the eastern moon – (2008)

Estoy escribiendo estas palabras, y veremos a ver si acabo. Aún ando...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.