Crónica Oranssi Pazuzu + Cobalt (02/05/2017) Sala Razzmatazz 3

Expectativas altísimas cumplidas con creces. Cobalt reventaron y Oranssi Pazuzu volaron.

Mi primera vez en un concierto en la ciduad de Barcelona. Mi primera vez de compañero con un grandísimo amigo llamado Álex. Mi primera vez viendo a Cobalt y Oranssi Pazuzu. Muchos estrenos y primeras veces para un evento que apuntaba a lo que fue, especial. En la sala Razzmatazz 3, la tarde noche del dos de mayo, se juntaron -nos juntamos-, según mi amigo, la plana mayor del metal doom barcelonés -y de fuera, evidentemente-. A ello, hay que sumarle los dos culpables de que todo fuera por primera vez. Pues aterrizaban los norteamericanos Cobalt, como teloneros de los finlandeses Oranssi Pazuzu, y la mezcla, fue jodidamente enferma y explosiva. Le di un notable alto en su momento y la nota sigue manteniéndose donde mismo. Una experiencia brutal la de mi primera vez en la Razzmatazz 3 de Barcelona y un brutal show de dos bandas top en el mundo del metal extremo. Pero he de decir, que un servidor, quedó prendado y emocionado con la actuación de Cobalt. Lo de Oranssi Pazuzu sí que es verdad que fue de un viaje casi sin retorno, de una psicodelia y doom, de otro planeta, pero Cobalt, reventaron, ¡joder!

Como es costumbre, pasa que yo no estoy acostumbrado a esas puntualidades (muchos conciertos con retraso tienen la culpa), Cobalt, comenzó a su hora. Y su show fue eso, un puto espectáculo de metal duro, con un frontman entregado, dejándose la garganta, literalmente, y poniéndonos la piel de gallina. Sus bailes, sus gritos, el resto de la banda destrozando tímpanos, un directo enorme para una banda con temas que tanto en disco como en directo, suenan de muerte y transmiten, incluso, mucho más sobre el escenario. Un sueño lejano, de muchos musicalmente que tengo, pero que se cumplió. Un setlist variado que no bajó el listón en ningún momento, tocando temas cumbres, consiguiendo, a mí personalmente, dejarme maravillado.

La actuación de Oranssi Pazuzu no fue menos que la de sus teloneros, fue también intensa según avanzaba su setlist, psicodélica según se sumaban los minutos, alucinante según caían las notas, de quedarse boquiabierto y casi perplejo, de ver como cinco tíos, nos llevaban de viaje -sin retorno- a no sé dónde, pero que gustaba, y mucho, la experiencia. Con un setlist compuesto de siete temas: “Kevät“, “Saturaatio“, “lahja“, “Vino verso“, “Havuluu“, “Hypnotisoitu viharukous” y “Vasemman käden hierarkia“, los Pazuzu volaron la sesera a todo el allí presente. Locura, locura y más locura hecha metal.


Escrito por
Más sobre David López

Maïeutiste – Maïeutiste (2016)

Maïeutiste es una banda que procede de Lyon y que debuta con...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.